El concejal de Festejos valora la participación de los colectivos vecinales en las fiestas del Cristo de La Atalaya

Un aspecto de la reunión del pasado mes de julio
El Ayuntamiento invita a conocer las propuestas planteadas por la ciudadanía para la travesía del Monte
17 septiembre, 2018
Nuevas tuberías de plástico instaladas en La Atalaya
El Ayuntamiento sustituye la red de aguas negras de amianto en La Atalaya por tuberías de plástico
17 septiembre, 2018

El concejal de Festejos valora la participación de los colectivos vecinales en las fiestas del Cristo de La Atalaya

Baile con papahuevos y la banda durante la fiesta de La Atalaya
Un aspecto de la romería del Cristo en La Atalaya

Un aspecto de la romería del Cristo en La Atalaya

«Hoy lunes, 17 de septiembre de 2018, muchos hemos empezado el día en estado de buen humor. Muchos entre los que destacan, principalmente, los vecinos de la Atalaya; y además gentes de otros lugares del Municipio y de los pueblos lindantes. En estado de buen humor porque las Fiestas del Cristo Milagroso resultaron muy tranquilas, divertidas y, por ende, satisfactorias.

Fueron unas fiestas cortas, de tres días, pero cargadas de contenido: con una Procesión de las Antorchas del viernes 14, vivida con mucha intensidad por todos los participantes. La Romería del sábado que ocupó todas las horas del día. Por la mañana preparando las carretas. Durante la media tarde en la marcha de las ofrendas de cada colectivo (en total participaron once) y en su entrega en la plaza de la Iglesia para atender muchas necesidades (unos 3500 kilos). Y en el tenderete posterior a la romería, en la Plaza Mariquita Benítez, culminando todo en una verbena que se disfrutó hasta las 2.00 horas del día siguiente en convivencia vecinal y de múltiples amigos, comiendo y bailando; una emotiva diversión.

La Mañana del Domingo, con la función eucarística cantada de modo muy atractivo por un grupo de niños a quienes seguíamos el resto y la procesión en la que se demostró que no sólo los hombres son fuertes, sino también las mujeres siempre que hizo falta.

Como cuando se cocina un pastel lentamente, de manera que su degustación tiene resultados muy placenteros, así se fue fraguando la satisfacción colectiva en la fiesta del Cristo Milagroso de La Atalaya. Todo fue posible gracias a la labor del Párroco, el trabajo de la Asociación el Trono y el gran entusiasmo de todos los Miembros de las distintas carrozas. Así como la colaboración de los trabajadores municipales sin los que la fiesta no se puede poner en marcha, ni funcionar adecuadamente. Mi observación se dirigió hacia el trabajo de algunos hombres y mujeres que, de forma silenciosa pero eficiente, estuvieron siempre a punto en donde se necesitaba.

La Fiesta agradó tanto que todos están ya pensando en el año que viene y que algunos empiezan a ilusionarse por incorporarse como nuevo colectivo en las próximas romerías».

José Luis Álamo Suárez

Concejal del Grupo de Gobierno

Ayuntamiento de la Villa de Santa Brígida

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información

ACEPTAR