Lugares de Interés
Imprimir 
Notice: Undefined variable: text in /var/www/webs/santabrigida/components/com_easyfaq/easyfaq.html.php on line 779

Paisaje Protegido de Tafira

El Monte Lentiscal está caracterizado por la abundancia y variedad de las especies arbóreas; de esta manera encontramos lentiscos, almácigos, mocanes, madroños, dragos, acebuches, sabinas..., que han dado lugar a diferentes topónimos en la zona. Hoy en día este bosque ha disminuido a causa de la masiva construcción, destacando el cultivo de las vides, las cuales forman un paisaje en el que protagonista es el vino.

El Monumento Natural de Bandama

Este lugar tiene una extensión de unos 325,7 hectáreas; en él podemos encontrar un campo de volcanes recientes que ofrecen a los visitantes importantes vistas del Centro - Este de la isla.

El Palmeral de Satautejo

Posee una extensión de 30 hectáreas; limita con el casco urbano de la Villa y las carreteras de acceso a la misma.

Senda interpretativa del Barranco Alonso

Se inicia en el Puente de Las Meleguinas, a dos kilómetros del casco, por la carretera que conduce a La Calzada. Es un recorrido de apenas dos kilómetros, pero permite conocer caminando los entresijos y secretos de nuestro relieve, la flora y su fauna. El barranco forma parte del curso alto de La Angostura y circula entre una de las paredes de Lomo Espino y la pared de Hoya Bravo. Además, al final de la senda, el caminante podrá disfrutar de uno de los trechos más bellos de la ruta, con la visión del drago más viejo de la Isla, el imponente Drago de Barranco Alonso. Es una reliquia de la botánica, que es el símbolo vegetal de la Villa y está, literalmente, colgado del risco. Las raíces realizan la sabia misión de mantenerse agarradas a la finca del marquesado de Arucas. Así ha perdurado al menos cinco siglos.

Ruta del Vino en el Municipio de Santa Brígida

Los Lagares son la primera parada de esta ruta vitinícola, situado en zonas cercanas las tierras del volcán de Bandama, conformándose como uno de los elementos más espectaculares para la elaboración del vino. Existen un total de siete lagares. En esta misma zona hallamos una casa solariega de estilo tradicional canario y a muy escasa distancia encontramos La Cruz del Inglés, entre el límite de los municipios de Santa Brígida y Las Palmas de Gran Canaria, que recuerda la importante victoria contra el capitán Van der Does. Continuamos hacia la Caldera de Bandama, cuyo nombre procede de Daniel Van Dame, comerciante flamenco del siglo XVII. Si tomamos la carretera llegamos al Monte Lentiscal, monumento vitinícola. El ascenso a la Caldera nos permite observar fincas dedicadas al cultivo de la vid, emplazadas en terrenos lávicos, el llamado picón. Por esta zona debemos destacar la Hacienda y Bodega de la Familia Flick.

Cueva de Los Frailes

Uno de los lugares que muestran el pasado aborigen es la Cueva de Los Frailes, que se encuentra junto al puente de la Calzada, excavada en el volcán de la Caldereta. Debe su nombre a dos frailes, Juan de Lebrija y Diego de las Cañas, los cuales pidieron permiso a Pedro de Vera para que les dejase interceder con los rebeldes aborígenes. Finalmente, los aborígenes fueron aprehendidos y lanzados por el risco al barranco. Está formado este yacimiento por 37 cuevas naturales y fue descubierto en 1933.

Cueva de los Canarios

Está en la pared norte de la Caldera; aunque de difícil acceso, es utilizada por los antiguos canarios como granero. Se hallan en ella importantes inscripciones líbico - bereberes, conocidas desde el siglo XIX. De este yacimiento proceden algunas vasijas que forman parte de la colección de El Museo Canario.

Valle de La Angostura

La Angostura y Las Meleguinas ofrecen numerosas huellas aborígenes de interés. Se trata de grupos de cuevas excavadas en roca, silos y veredas; su importancia ha motivado declarar la comarca como Bien de Interés Cultural (Zona arqueológica).

El Tejar

En las cercanías de La Angostura se halla el conjunto arqueológico del Tejar. Recibe su nombre gracias a un antiguo horno de tejas, existente desde el siglo XVI, propiedad de Hernando de la Feria. Descubierto el 16 de julio de 1988, se puede apreciar los restos de un muro de piedra seca que nos sugiere la existencia de una casa aborigen o la formación de un túmulo funerario; se ha hallado en él trozos de cerámica, vasijas o tallas y curiosas pintaderas.

Los Silos

Antiguo pago de Santa Brígida situado en la carretera a Pino Santo. En éste se encontraba una decena de silos en los que aborígenes canarios guardaban el grano. Algunos fueron sepultados o reutilizados como pozos negros.

Otros lugares de interés arqueológico son:

Los Corrales, Cueva del Gato, Satautejo, La Guira y Lugarejos.

Iglesia Parroquial de Santa Brígida

En 1522 se fundó la primera ermita en donde ahora se encuentra la Iglesia actual. Esta ermita se construyó por mandato de Isabel de Guerra, dueña de la zona de El Gamonal. La ermita, que en un principio fue de propiedad privada pasó a las manos del municipio en el año 1578, y en 1583 se crea la parroquia. El templo sufre diferentes remodelaciones a lo largo de los años, pero en 1897, sufre un incendio. En 1898, D. Laureano Arroyo Velasco, arquitecto, presenta unos planos, en los que se rechaza la techumbre de madera y se opta por la bóveda. El templo, finalmente, presenta un exterior, con características neogóticas, y un interior, que muestra características severas que responden a la estructura antigua.
El incendio acabó no sólo con el templo, sino que también destruyó esculturas de Luján Pérez, como la imagen de San José, de Cristo Crucificado y de San Juan Evangelista (LÓPEZ CANEDA, R. y CONCEPCIÓN RODRÍGUEZ, J.:La iglesia de Santa Brígida, Gran Canaria. Proceso constructivo. Patrimonio Escultórico-Pictórico, 2000.).

Archivo Parroquial

Este archivo cuenta con los libros que se remontan a 1583 y documentos que datan de 1524. Los fondos de este archivo están divididos de la siguiente manera:

Esta documentación se salvó del incendio acaecido en 1897; por este motivo, la documentación que posee el Archivo Parroquial de Santa Brígida adquiere una gran importancia para los historiadores que se acercan a reconstruir el pasado de este municipio y el de la isla de Gran Canaria.