Relieve
Imprimir 
Notice: Undefined variable: text in /var/www/webs/santabrigida/components/com_easyfaq/easyfaq.html.php on line 779

La mayor parte del territorio municipal se encuentra en la Cuenca del Guiniguada, que constituye una de las redes de barrancos más importantes de la Isla, formada por la acción de las lluvias durante millones de años. Por eso, las formas de relieve más frecuentes de Santa Brígida son los barrancos, laderas, lomos y ricos;es decir, un relieve bastante accidentado como resultado de diferentes procesos de la actividad erosiva en la Isla de Gran Canaria.

Las erupciones volcánicas han dejado una herencia de espectaculares calderas, como la de Bandama y Pino Santo, situada esta ultima en el límite con la villa de Teror. Estas depresiones están formadas a partir de las violentas explosiones originadas al mezclarse el magma que subía hacia la superficie con las aguas subterráneas. Estos volcanes atraen la curiosidad de numerosos científicos y visitantes. El picón es un material volcánico muy abundante en el municipio, dominando en su zona nororiental, el cual es el soporte de los cultivos de vid, ya que éste contribuye a mantener la humedad y capta la que contiene el rocío.

Además del picón de color negro podemos encontrar otro de color claro y de tamaño milimétrico que se formó por las tremendas explosiones anteriormente mencionadas, formándose importantes acumulaciones en las paredes de la Caldera de Bandama; a estos depósitos de picón de color claro se les denomina popularmente tobas. Las tobas han sido muy utilizadas para excavar cuevas desde la época aborigen debido a su fácil desmantelamiento. Y también muy usadas como materiales de construcción. Hay que tener en cuenta que las tobas de la cara norte de la Caldera de Bandama son de los depósitos más espectaculares de las Islas Canarias, teniendo gran belleza y atractivo.

En el relieve de este municipio aparecen, finalmente, pequeñas montañas denominadas conos volcánicos, formados en su mayor parte por la acumulación de grandes cantidades de picón en torno a los cráteres. El más notable es la Caldereta del Lentiscal, situado en el límite nororiental del municipio.