Skip to content
Inicio arrow Medio Ambiente arrow Técnicos alemanes estudian el Drago de Pino Santo

Técnicos alemanes estudian el Drago de Pino Santo

Imprimir
Thursday, 20 de March de 2008
TÉCNICOS ALEMANES VISITAN EL DRAGO DE PINO SANTO PARA UN DIAGNOSTICO PREVIO

El Ayuntamiento de Santa Brígida quiere evitar su perdida, como está ocurriendo con otros símbolos vegetales de Gran Canaria, y continúa en la idea de conocer el estado actual del Drago antes de tomar una decisión sobre la mejor manera de conservarlo

El Alcalde de la Villa de Santa Brígida , Lucas Bravo de Laguna, reconoce que el árbol es un hito en el paisaje de la Villa, “un referente vegetal que debemos conservar para nuestro disfrute y el de las generaciones venideras, un asunto de tanta importancia para el actual equipo de gobierno que fue incluido en el pacto de las dos fuerzas políticas que dirigen la corporación satauteña”.


La concejala de Medio Ambiente, Amalia Bosch, en coordinación con el área de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria, visitó el lugar de ubicación del Drago, junto a técnicos insulares y el Sr Andreas Detter de la empresa TreeConsult, los mismos que están analizando los pinos canarios de la cumbre, y conocieron in situ el estado actual del Drago.


Amalia Bosch ha solicitado al Cabildo colaboración y coordinación para tomar una decisión al respecto. La responsable de medioambiente destacó que “parece que existe buena disponibilidad en la institución insular a la hora de colaborar con el Ayuntamiento para evaluar el estado actual del drago. Por tanto es necesario organizar y coordinar la iniciativa con todas las instituciones públicas encargadas de la gestión y conservación de los espacios naturales para buscar soluciones factibles y de futuro”.

Con los informes de los técnicos alemanes en la mano, ahora es necesario conocer la opinión de los técnicos del Cabildo de Gran Canaria, de la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias y de los técnicos del Jardín Botánico Viera y Clavijo, así como escuchar a especialistas y estudiosos de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y a los propios vecinos que estén interesados en la conservación del famoso drago.


El drago de Pino Santo, llamado también, drago de Hoya Bravo o drago del barranco de Alonso, tiene unos 16,80 metros de alto. Este notable ejemplar habita al borde del cantil del margen derecho del cauce del barranco de Alonso, formado por lavas “intracanyon” basaníticas del Ciclo Post Roque Nublo. Fue citado por KUNKEL en 1972. Los científicos hablan de su carácter subespontáneo, por lo tanto, podemos estar ante un drago silvestre.


Crece a una altitud de 495 metros sobre el nivel del mar. Por su emplazamiento no ha podido ser plantado. Su potente tronco brota literalmente de las rocas unos 3,5 metros por debajo del borde superior del cantil, sobrepasándolo casi otro tanto antes de ramificarse y conformar una gran copa fungiforme muy regular. En la actualidad presenta un total de 15 ramificaciones.


A partir de la comparación in situ y desde el mismo ángulo de varias ramas que resultan perfectamente reconocibles en una foto del año 1925, se comprobó que éstas han florecido en 5-6 ocasiones en los últimos 77 años, de lo que se deduce un intervalo medio de 14 años para cada periodo floral, lo cual coincide bastante con otras estimaciones hechas con anterioridad en dragos cultivados, y permite fijar su edad en unos 210 años desde la primera floración, si se admite que ésta pudo ocurrir cuando el drago tenía 20 años, un tiempo razonable si se tiene en cuenta su largo tronco, su edad sería estaría en torno a los 225-235 años. Por su porte y su singular ubicación se trata sin duda de uno de los dragos más bellos de cuantos crecen en el archipiélago, sin olvidarnos de otro ejemplar que tiene el municipio, el llamado Drago de Las Meleguinas, integrado en los jardines del restaurante “Las Grutas de Artiles” y considerado por algunos técnicos el más viejo de todos los Dracaena.

Algunos de estos datos han sido extraidos de un trabajo de investigación publicado en la revista Botánica Macaronésica, nº 24-2003, titulado Dracaena draco (L.) L. en Gran Canaria (Islas Canarias): aportación corológica, status actual y significación biogeográfica, y cuyo autor es Rafael Serafín Almeida Pérez, unos de los descubridores del drago de Gran Canaria (Dracaena tamaranae).


Gabinete de Prensa de Santa Brígida

 
< Anterior   Siguiente >

Ayto. de la Villa de Santa Brígida
C/ Nueva , 13
Tlf.: 928.64.81.81 / 928.64.00.72

Cartelería

Image

 

 

.

Image  

Image 

 Image

Image

 

enlaces

enlaces

enlaces

enlaces

enlaces

enlaces

enlaces

enlaces

enlaces

enlaces

enlaces

enlaces